EL WATER POLO EN MÉXICO

(Por Manuel Ramos Álvarez ex jugador del equipo Plan Sexenal)

Yo conocí el juego por primera ocasión en la alberca del Parque Deportivo “Plan Sexenal”, un parque administrado por el Departamento del Distrito Federal, por medio del Coronel José Manuel Salgado, hombre de gran corazón y espíritu deportivo, mismo que confirma posteriormente al instalar torres de alumbrado en la alberca para que se realizaran los entrenamientos de wáter polo en las noches, debido a que los integrantes del equipo tenían horarios muy heterogéneos, ya que unos eran empleados, otros eran empleadores, otros estudiantes, etc.

El Parque Deportivo “Plan Sexenal” se localiza en la esquina de la calzada México-Tacuba y Ferrocarril de Cuernavaca, en la colonia Popotla, muy cerca al Antiguo Heroico Colegio Militar, cerca del barrio bravo de Santa Julia (hoy col. Anáhuac). Cuenta con una pista de atletismo que alberga al equipo “venados”, tiene un gimnasio techado y con duela para encuentros de básquet bol y vóley bol, frontones reglamentarios, pista para patinar, mesas para jugar al pin pon y la alberca de 50m por 30m en donde se celebran encuentros de waterpolo de diferentes categorías y campeonatos de natación.

Empecé a practicar la natación y el waterpolo en febrero de 1954, y para julio formé parte del equipo juvenil de waterpolo que participó en el campeonato nacional, resultando el equipo campeón de esta justa, el entrenador era el Ing. Arquitecto Daniel Bejarano Pichardo, y en la natación nos auxiliaba el Prof. Manuel Salas. En dicho campeonato participaron equipos de Guadalajara, Monterrey y del Distrito Federal, UNAM, Hacienda y otros que escapan a mi memoria. Los integrantes del equipo eran: Marco Antonio Uribe Raygoza, como portero, Eduardo García Ruiz ( El pájaro) como delantero, Manuel Ramos Álvarez (El Gepeto) como centro medio, Jorge González Rodríguez como delantero, Jorge Rocha Reyes como extremo izquierdo, Juan José Morales Díaz (El Guatemala), Rubén Coronado Fuentes (El fuerte) como defensa. Posteriormente este jugador se marchó a la Habana Cuba para fungir como entrenador de wáter polo en ese país., además Sergio Rocha Reyes como centro medio, César Uribe Raygoza como centro medio, Raúl Ramírez Becerril como Defensa, resultando campeón goleador del torneo nuestro compañero de equipo Eduardo García Ruíz con 22 pajarazos.

Posteriormente llegaron al equipo otros compañeros como Carlos Hermoso de la Torre, Alfonso Mata Aguilar, René Trechuelo Sánchez (El peñarol), Julio Ricardo Palacios Calva (El chueco). Participamos en diferentes torneos de wáter polo ganando todos en las diferentes categoría, comenzando desde novatos, tercera fuerza, segunda fuerza, y en el campeonato nacional de segunda fuerza que se celebró en el año de 1958, derrotamos al equipo favorito que era el de la UNAM, ya que contaba con seleccionados nacionales como Luis Backmeister, Carlos Flores, Germán Figaredo y otros que no recuerdo. Lo que si recuerdo que en un equipo de la UNAM jugaba Jorge Pous, que posteriormente se transformó en artista con el nombre de Jorge Rivero.

Se acostumbraba que los domingos jugáramos wáter polo en equipos retadores, a 2 de 3 goles, para que en esa forma todos participáramos del juego a manera de cáscara. La gente que vive alrededor de parque asistía con su lunch para presenciar las cáscaras de wáter polo y ya nos conocían, pues emitían gritos a la manera de la lucha libre.

En cierta ocasión se realizó un campeonato interno, con equipos denominados, “calamares”, “toninas”, “pulpos”, etc. Organizado por Juan Trejo Cid, quedando finalistas los equipos de “calamares” y “toninas”, ganando el trofeo este último equipo comandado por Raúl Ramírez Becerril, yo jugaba en Calamares. Se eligió al jugador más valioso del torneo, y recayó en mi persona.

Posteriormente el equipo de segunda fuerza, después de coronarse campeón nacional ganando 2 – 0 a los pumas de la UNAM, ascendió a la primera fuerza, creciendo una gran rivalidad deportiva con el equipo del Deportivo Hacienda que comandaba Ramón G. Velázquez, hijo del promotor de boxeo con el mismo nombre.

En el campeonato de primera fuerza nos fue bien, pero cuando jugamos contra el equipo de la YMCA, nos ganaron por 10 goles a cero. En el equipo de la YMCA jugaban Pepe Olguín, Otilio Olguín, Carolino de portero, Juan Trejo Cid y otros, este equipo era el campeón nacional de primera fuerza y base para la selección que nos representaba en campeonatos centroamericanos, panamericanos y olimpíadas.

Nos pusimos a entrenar como negros un largo año para tomar el desquite contra el equipo de la YMCA al que le ganamos por 11 goles a cero, uno más de los que ellos nos metieron la primera vez, marcando esa derrota el desmantelamiento del equipo de la YMCA, los que al ver que perdían la hegemonía, se quedaron en el Plan Sexenal, tomando este nombre y además se reforzaron con los jugadores de mi equipo, Eduardo García Ruiz, Jorge González Rodríguez, Marco Antonio Uribe Raygoza. Como comprendí que en ese momento mi equipo se desbarataba, empecé a pugnar porque regresaran los jugadores de mi equipo y juntos siguiéramos tratando de ser seleccionados nacionales.

Debido a esta política seguida mi equipo se desbarató y para que me callara y no siguiera peleando por los jugadores del equipo que se llevaron los ex del YMCA, ahora Plan Sexenal, me anotaron como jugador y me regalaron una chamarra de pana de dos vistas, roja con raya gris por un lado y gris con rayas rojas por el reverso, de todas maneras continué peleando pero mis cuates también quería lograr un lugar en la selección nacional, motivo por el que me callé.

El C. Ramón G. Velázquez recibió el nombramiento de entrenador de wáter polo, destinando su tiempo a enseñarlo, a la vez que se le dio la tarea de integrar un equipo para enfrentarlo a la Selección de Canadá en el primer Dual meet de natación, clavados y waterpolo, integrando el equipo con jugadores del Plan Sexenal y del Deportivo Hacienda (los nuevos, porque el equipo también se dividió, pasando a formar parte ahora de la Secretaría de Marina con el nombre de Peces Voladores).

Entrenábamos en la noche y poco a poco nos fuimos superando a las órdenes de Ramón G. Velázquez, hasta estar a punto. El dual-meet se integró con los equipos de Marina y Satélites (equipo que adoptamos, debido a que éramos del Plan Sexenal y de Hacienda) por México y, la selección de Canadá y el equipo de Hungría campeón olímpico en Helsinki, que era de filiación comunista y se asiló en Canadá.

La inauguración fue suntuosa, desfilamos ante la tribuna pletórica de aficionados al wáter polo quienes gritaban a coro México, México, México, y la carne se nos ponía de gallina de tal forma que  yo buscaba donde estaba el equipo de México y al ver que mi uniforme decía México y tenía los colores verde blanco y rojo, comprendí que yo, nosotros éramos México y me dio miedo, pensé entregar el equipo y subirme a la tribuna a mirar los juegos.

Los juegos fueron en la alberca de la Ciudad Universitaria de la UNAM. En el primer juego nos enfrentamos a nuestro similar de México, el equipo de Marina de los Guzmán, Agustín Villafuerte, al que vencimos. También los húngaros le ganaron a la selección de Canadá. A continuación nos enfrentamos a la selección de Canadá y después de un arranque incierto de parte nuestra les ganamos por 10 – 2 y los húngaros le ganaron al equipo mexicano de Marina. La final fue terrible. Antes en las entrevistas el portero húngaro Bob Antall comentó que ellos eran muy limpios en el juego y que solamente ejercían la rudeza cuando el partido estaba muy apretado en el marcador.

Mis padres me acompañaron por primera vez en mi vida a un juego de wáter polo, con tan buena suerte que me vieron anotarle goles a Canadá y escucharon los elogios que hicieron de mi como jugador, esto fue un regalo para ellos que espero lo tengan muy bien guardado en su corazón.

Nos hicieron 10 goles en el primer tiempo, nos arañaron, nos golpearon, nos hicieron como quisieron en ese tiempo. En el descanso comentamos los hechos y decidimos salir a darles su merecido, a vender cara la derrota, y así lo hicimos, les regresamos patada por patada, arañazo por arañazo, codazo por codazo, y le metimos un gol, ellos no nos hicieron nada. El resultado final fue de 10 – 1. Aquí puedo comentar sinceramente que los periódicos hablaban de los jugadores húngaros, los ensalzaban, los alababan, y a nosotros nos ponían como víctimas, y decían que ya era suficiente con haberle ganado a Canadá, esto influyó en el ánimo de todos y cada uno de los jugadores de mi equipo.

En este equipo de Satélites el portero era Oscar Familiar y entre otros jugaban, el pájaro Eduardo García Ruiz, Jorge González Rodríguez, El Tobi Germán , el Peñarol René Trechuelo Sánchez, Alfonso Mata Aguilar, Carlos Hermoso de la Torre, Jorge Bravo de Hacienda, Rafael Ortega Pineda y yo (Manuel Ramos Álvarez).

Pasado este torneo, siguió un campeonato nacional juvenil de wáter polo, entonces integré un equipo del Plan Sexenal que cumplieran el requisito y empezamos a entrenar, empezamos ganando al Junior Club, luego a los pumas de la UNAM, y finalmente al equipo del deportivo Hacienda, equipo que tenía varios jugadores que habían participado en el combinado Satélites contra Canadá. Cabe notar que los pilares del equipo del Sexenal fueron Alfonso Mata Aguilar, portero, Julio Ricardo Palacios Calva y René Trechuelo Sánchez, debutando en este equipo Juan Luna Meza, amigo de todos que utilizaba muletas para caminar, en fin fue un gran triunfo que pocos lo creían.

Para este tiempo me empecé a alejar de la alberca debido a otras actividades.

 

Mención especial merece el buen amigo Juan Trejo Cid, resulta que este señor ex jugador de wáter polo de la YMCA se dedicó a entrenar al equipo del Plan Sexenal, y era tanta su afición a este juego, que fundió sus alhajas y luego un artista orfebre llamado Daniel Álvarez Díaz, le diseñó unos “fistoles” con la figura de un waterpolista lanzando el balón, emergiendo del agua hasta el traje de baño. Estos adornos de oro fueron vendidos a los aficionados al waterpolo y con ese dinero se rentaron camionetas de carga para transportar las porterías a otras albercas, para dar a conocer el juego, entre las albercas que visitamos están las del Instituto Mexicano del Seguro Social, las unidades Morelos, Independencia, Santa Fe, y otras, haciendo notar que en dichas albercas los administradores de las Unidades, nos permitían meter las porterías al agua exactamente una hora, cumpliendo el tiempo, nos echaban de ella, pero volvíamos en otro día, y así gastaba su dinero mi amigo y entrenador Juan Trejo Cid, el cual dijo que se retiraría del wáter polo hasta que su hijo Juan Manuel alineara con él en el equipo de primera fuerza, cosa que se le cumplió.

19 comentarios

Conoce el waterpolo y su historia

Las partidas se juegan, así como en el baloncesto, en 4 tiempos de juego. Cada uno de estos tiempos tiene una duración de juego efectiva de 8 minutos.

Una de las reglas principales es que los jugadores deben mantenerse flotando todo el tiempo, lo que significa que no pueden tocar el fondo de la piscina con sus pies. Otra es que cada equipo puede tener la posesión del balón durante 30 segundos antes de efectuar un tiro a portería contraria.

Los jueces revisan antes de comenzar la partida el largo de las uñas de los jugadores, que no posean anillos, colgantes y relojes; y que éstos no se hayan untado en vaselina con el fin de que sus cuerpos queden resbaladizos.
Campeonato de waterpolo olímpico

El campeonato de waterpolo realizado durante las Olimpíadas cada 4 años es el máximo evento deportivo de la disciplina. El gran dominador histórico ha sido Hungría.

EQUIPO DE WATER POLO “PLAN SEXENAL”
RELACIÓN DE JUGADORES
1. Pedro Humberto Pérez Vigueras
2. Javier Domínguez Fuentes.
3. Eduardo García Ruiz
4. Rubén Coronado de la Fuente
5. Sergio Rocha Reyes
6. Jorge Rocha Reyes
7. Edmundo Rocha Reyes
8. Jorge González Rodríguez
9. Raúl Ramírez Becerril
10. Anselmo Ibarra Beas
11. Carlos Hermoso de la Torre
12. René Trechuelo Sánchez
13. Julio Ricardo Palacios Calva
14. Juan Luna Meza
15. Alfonso Mata Aguilar
16. Pedro Salazar Villa
17. Pedro Gutiérrez Hernández
18. Alfonso Ruelas Romo
19. Rafael Ortega Pineda
20. César Uribe Raygoza
21. Marco Antonio Uribe Raygoza
22. Salvador Dimas
23. Daniel Bejarano Pichardo
24. Filiberto Garduño
25. Juan Trejo Cid (entrenador de wáter polo) ex jugador de la YMCA
26. Prof. Manuel Salas (entrenador de natación)
27. Prof. Ignacio Gutiérrez Escoto (entrenador de natación)
28. Prof. Ramón G. Velázquez (entrenador de wáter polo)
29. Juan José Morales Díaz
30. Filiberto Garduño (El chato)
31. Hilario Balbuena
32. Antonio Sáenz Pérez
33. Otilio Olguin
34. Pepe Olguin
35. Lic. Javier Ostos Mora Presidente de la FMN
36. Sr Gallo Presidente de la Asociación de Natación del D.F.
37. Alfonso Ruelas Romo. ( el campeón)

En 1955 Fuimos campeones nacionales juveniles. Participaron equipos de >Monterrey, Gualalajara, UNAM, Hacienda, Las Termas del D.F.

1 comentario

Noticias del waterpolo

El coordinador técnico del representativo tricolor Héctor Vázquez, comentó que luego de haber sostenido unos partidos de preparación en España, el combinado mexicano llega en óptimas condiciones a este compromiso, que se efectuará del 2 al 9 de marzo próximo.
Recordó que a este certamen asisten 12 equipos que fueron divididos en dos grupos: En el “A” quedaron sembrados los representativos de Rumania, Rusia, Brasil, Grecia, Kazajistán y Eslovaquia, mientras que el “B” quedó conformado por México, Alemania, Irán, Italia, Canadá y Macedonia.
Vázquez comentó que el equipo nacional iniciará su participación midiéndose con el seleccionado de Macedonia, para después encarar a Alemania, Irán, Italia y cerrar esta fase clasificatoria ante Canadá.
Destacó que en este certamen hay cuatro plazas disponibles para asistir a la justa deportiva, que arrancará el próximo 8 de agosto en Beijing, China, y si bien confió en el trabajo que han tenido los polistas mexicanos, dijo que “siendo realistas la clasificación es complicada”.
Por otra parte, señaló que la participación en este preolímpico es el primer paso en la preparación de este equipo con miras a hacer un destacado papel en los Juegos Panamericanos que se escenificarán en la ciudad de Guadalajara en 2011.
El representativo mexicano que buscará su boleto a Beijing está conformado por los siguientes jugadores: Rainer Schmidth y Richard Schmidth, así como Maximiliano Aguilar, Orlando Ortega, Fausto Vázquez, Armando García, Gonzalo Mejía, Diego Castañeda.
Completan la plantilla mexicana que viajó a Rumania para jugar en este preolímpico Jorge Pérez, Andrés Oneto, Daniel Vázquez, Jorge López y Oliver Alvarez.
(Con información de Notimex/RSC)

Deja un comentario

Conoce el waterpolo

A fines de esa década, en 1889, se comienza a practicar en Hungría, una de las máximas potencias mundiales de la disciplina. Rápidamente se comenzó a extender por diversos países de Europa y en 1900 fue incluido como deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos. En 1911 la federación de natación internacional obliga a que se redacten las reglas del deporte basándose en las que regían en Escocia e Inglaterra.

Los primeros años del waterpolo como disciplina olímpica fueron dominados netamente por los equipos británicos, hasta que en 1928 alemanes y húngaros comenzaron a demostrar una notable superioridad en el deporte.

Este predominio duró 50 años, hasta que en la década de 1980 surgieron nuevas potencias en el agua como USA, Yugoslavia, España, Italia y la URSS; que hicieron del waterpolo un deporte más competitivo.

El waterpolo

Como ya sabemos el waterpolo se practica en una piscina, dentro de la cual dos equipos (diferenciados por el color de sus gorras) conformados por 6 jugadores se enfrentan para marcar la mayor cantidad posible de goles en la portería contraria.

waterpolo

Posiciones de juego

Hay seis jugadores de campo y un portero en cada equipo. Salvo el portero, las posiciones de los demás jugadores pueden variar a lo largo del partido según la situación lo demande. Los jugadores, por tanto, deben saber desenvolverse en cualquier posición a pesar de tener una donde son especialistas.

Ataque

Partido de waterpolo en los JJ.OO de Atenas 2004

Tradicionalmente los jugadores se sitúan en arco alrededor de la portería contraria a una distancia aproximada de siete metros. El boya (también llamado pivote o avant-piquet) se sitúa en el centro del ataque y a una distancia de unos dos o tres metros de la portería contraria.

Esta configuración puede variar en función de las necesidades tácticas, así como puede haber un intercambio de posiciones entre los jugadores durante el ataque. Cuando un defensor es expulsado y el equipo atacante dispone de un jugador más, la disposición cambia. Existen varias jugadas para aprovechar esta superioridad, siendo las más extendidas el “4-2″ y el “3-3″, donde el primer dígito indica el número de jugadores que se sitúan en la línea de dos metros, y el segundo, el número de jugadores que se sitúan en una línea algo más lejana, a unos cinco o seis metros.

Defensa

Las posiciones de defensa son las mismas que las de los atacantes, existiendo multitud de posibilidades tácticas, como defensa individual, zona presionante, zonas por alguna posición donde el rival sea más débil, defensa doble del boya o zona “m”. La defensa en inferioridad numérica suele adaptarse al ataque que decida el equipo contrario, siendo lo habitual o bien defensas basadas en el bloqueo de brazos, donde la idea es impedir que el atacante vea con claridad la portería, o bien defensas rápidas tratando de dificultar la circulación del balón. El defensa o la defensa tiene que defender muy bien el equipo y sobretodo no causar faltas.Tienen que mantener la calma.Importante: Siempre se defiende entre la portería y el jugador.

Portero

El portero cuyas funciones son evitar goles, bloquear el balón y rechazarlo para impedir que éste entre en su portería, tiene ciertos privilegios respecto al resto de jugadores, siempre y cuando se encuentre dentro de la zona de cinco metros delante de su portería:

  • Es el único jugador que puede tocar el balón con las dos manos.
  • Es el único que puede golpear la pelota con el puño cerrado.
  • Es el único que puede tocar el fondo de la piscina.
  • Es el único que puede saltar con las 2 manos a la vez.

Además, el reglamento le impide pasar del medio campo. No obstante su papel no es exclusivamente defensivo, siendo por norma general el que da el primer pase del ataque y en especial de los pases largos en contraataques.

 

Los puestos en el campo de juego

Aunque el entrenador siempre decide los lugares o puestos de sus jugadores y menos en el portero la reglamentación es la misma para todos los jugadores, por norma y por su eficacia se suelen utilizar los siguientes puestos:

  • El boya: El puesto más característico del waterpolo, suele ser el jugador más corpulento, más inteligente y con más potencia de tiro. Se tiene que situar cerca de la portería, a dos o tres metros. Su función es finalizar las jugadas. Al tener esta faceta de organizador tiene que jugar gran parte del tiempo de espaldas a la portería.
  • Extremos: Suelen ser dos, uno a cada lado de la portería, lo ideal que el extremo 1, el derecho, sea zurdo. Deben jugar con el boya e intentar estar en línea despejada con él.
  • Central, cubreboya o cierre: Se sitúa en la misma línea que el boya pero a más distancia de la portería, por ello tiene que tener un buen control de los pases largos.
  • Laterales: Colocados entre el boya y los extremos. A media distancia de la portería su función es la de penetración y la de dinamización, por lo que tienen que ser técnicos y rápidos.

Como en el balonmano o en el fútbol el portero tiene un rol de juego muy distinto a sus compañeros, sus entrenamientos y sus cualidades físicas tienen que ser distintas. En el waterpolo el portero es una pieza fundamental del equipo.

1 comentario

Historia del Waterpolo

Hay poca documentación sobre los orígenes del waterpolo. Sin embargo, sabemos que el término “polo” es la pronunciación india de la palabra “pulu,” que significa pelota. Por otro lado, el nombre era en realidad utilizado en un entretenimiento para el público durante las largas competencias de natación o las galas, que consistía en dos equipos montados sobre barriles de madera con cabeza de caballo. Estos eran manejados por remos y utilizaban una pelota para convertir los goles, de manera similar al polo tradicional.

Lo que tenemos en realidad, son indicios de que este nació en Inglaterra en la segunda mitad del siglo XIX. En sus orígenes se lo denominó de muy diferentes formas tales como football in the water o aquatic polo. Durante casi 20 años no existieron normas para jugarlo, los primeros cultores de este deporte formaban equipos de siete, diez e incluso hasta 20 jugadores.

El deporte que dio lugar al waterpolo actual se asemejaba en sus comienzos al rugby, pero jugado en ríos y lagos, y el objetivo era llevar la pelota al lado del oponente. No existían las porterías tal y como las conocemos, sino que había dos pequeñas balsas de borde bajo o en su defecto botes, en donde debían introducir la pelota para anotar. En 1869, una pelota de goma India comenzó a reemplazar a la original, hecha con el estomago de un cerdo. Un año después, el London Swimming Club desarrolló reglas para que se pudiera practicar rugby en piscinas. Al practicarse en piscinas, comenzó a tomarse a este deporte como una forma de romper con la monotonía de los largos entrenamientos de natación. ta. Rara vez se practicaban pases, pases largos o combinaciones. Cada jugador consideraba que su deber era el de marcar goles sin importarles la posición. El gol era valido cuando se colocaba el balón con dos manos en lo alto del extremo de la piscina. Uno de los trucos favoritos de los jugadores era colocar la pelota dentro de su bañador y sumergirse en el agua turbia (en el caso de ríos y lagos), apareciendo tan cerca de la portería como fuera posible. El jugador debía acercarse demasiado a la portería, el saltaba inesperadamente sobre el portero, al que se le permitía estar de pie en el borde.

El 21 de julio de 1870, en Londres, el “Times” publica junto con la noticia de la anexión de Bélgica por Francia, una pequeña nota en la cual se comunica que “en la tarde de ayer, en la pileta del West-End, dos equipos formados por siete hombres cada uno, bajaron al agua para medirse en el juego de Foot-Ball acuático”. Este fue el primer documento oficial de waterpolo. En el año 1874, el periódico Inglés “Field” también publicó una breve noticia sobre un partido de béisbol en el agua, celebrado en el “Cristal Palace Plunge de Londres” . Por su parte el Times no volvería a ocuparse de este deporte sino hasta el año 1880.

En 1876, William Wilson de Glasgow-Escocia, que por aquel entonces se desempeñaba como manager de una piscina, fue requerido por el Bon-Accord Swimming Club, en Aberdeen, para que desarrollara un juego acuático para entretener a sus miembros. Entonces el señor Wilson implementó un juego similar al fútbol pero en el agua, en donde los pases y goles sólo podían ser ejecutados con los pies. Esta modalidad resultaba ser sumamente complicada, especialmente en los caudalosos ríos (señalemos que muchos de los clubes de natación en aquella época, se encontraban a la margen de los mismos). Por tal motivo, las reglas fueron cambiadas para utilizar las manos.El primer encuentro bajo este reglamento se realizó durante ese mismo año para conmemorar la apertura de la piscina del Sr. Wilson la “Victoria Baths”, en donde se enfrentaron los equipos representativos de Victoria y el seleccionado de Escocia del Oeste. Este fue el primer encuentro “Serio”, en un campo de juego delimitado, con un árbitro y dos jueces de gol y dos equipos compuestos por siete jugadores cada uno (aunque el reglamento preveía once contando los suplentes).

También fue utilizado por primera vez en aguas abiertas en 1877, en un partido efectuado en el río Dee. Este encuentro tuvo una duración indeterminada. Los cronistas de la época afirman que el partido finalizó cuando la pelota quedó inservible.

En estas primitivas reglas se establecía que los equipos estaban formados por once jugadores y el campo de juego medía 40 x 60 yardas (36,6 x 54,9 metros). En los extremos estaba colocado un bote que funcionaba como línea de gol. La pelota (de goma) era colocada en el centro del campo y a la orden del árbitro, los jugadores se lanzaban en busca de la misma, quedando en el bote solo el arquero.

En 1880 en Escocia, la introducción de los cambios en la regla del estilo “Trudge” permitió hacer el juego más rápido. El juego cuyo estilo era similar al del rugby pasó a parecerse más al del fútbol. La pelota se cambio a una de cuero de la asociación de fútbol. Los jugadores podían solo ser tomados si tenían la pelota en la mano, y no podían tocarla con las dos manos a la vez.

En ese mismo año, los equipos de Inglaterra y Escocia se enfrentaron por primera vez, pero, curiosamente, se regían bajo diferentes reglas, por lo que la “London Swimming Association” no reconoció como oficial a este deporte hasta 1885, cuando se unificaron los reglamentos existentes. Por consiguiente se estableció la obligación de que todos los federados lo aceptaran tal y como estaba redactado. El mismo se basaba en once únicos puntos muy genéricos que son los siguientes: Reglamento Oficial de la London Swimming Association (1885)

1.- Duración del partido: 20 minutos

2.- Los capitanes acuerdan por sorteo la elección de las porterías.

3.- Al inicio del partido, el árbitro lanza la pelota al centro del campo de juego. Todos los jugadores entran al agua inmediatamente, excepto el portero, por su respectivo lado. El portero debe continuar fuera del agua para defender la portería de la mejor forma.

4.- La pelota ha de pasarse de un jugador a otro y conducirla por sobre o debajo de la superficie del agua hacia la portería contraria.

5.- Cada jugador no puede interferir con el portero, ya sea dentro o fuera del agua o sujetar a sus oponentes de cualquier manera, excepto si el portero o algún jugador contrario están en posesión de la pelota. En el caso de que algún jugador infringiera esta regla, se concederá un tiro libre desde el lugar donde sucedió la falta.

6.- Un gol será obtenido, cuando la pelota sea depositada con ambas manos en la plataforma flotante o la barca prevista a tal efecto.

7.- Si durante el partido la pelota se va fuera del campo de juego, el árbitro concederá un lanzamiento contra el equipo que la desplazara fuera, pero si va sobre la barca, se indicará un saque de meta, que deberá ejecutar el portero, desde la plataforma flotante.

8.- El árbitro, pitará inmediatamente después de conseguir un gol y el partido se detendrá en ese momento, para reiniciar será necesaria la reorganización de los equipos.

9.- Los equipos cambiarán de portería (de campo) en la mitad del partido.

10.- Cuando un competidor que haya sido convocado para formar parte de un partido de Waterpolo no se presente, perderá los posibles premios en el caso de ganar el partido. Tampoco podrá reintegrarse al equipo una vez que el partido haya iniciado.

11.- El árbitro tiene plenos poderes. En caso de duda, el árbitro decide sobre todas aquellas circunstancias no previstas en el reglamento. Este reglamento tan superficial, se mantuvo hasta 1888, año en el que se constituyó una comisión con el objetivo de revisar el reglamento y de preparar los primeros campeonatos. En esta ocasión se creó el arco (que era una caja de diez pies por tres de alto), y se estableció que los jugadores no podían lanzar el balón apoyándose con uno o ambos pies en el fondo, sino que debían estar flotando o nadando, naciendo de este modo los lanzamientos de larga distancia.

En 1886 fue creada una competencia por los clubes del Oeste de Escocia, de esos eventos hoy sólo perdura un trofeo, el cual lleva la legenda “Aquatic Football” en vez de waterpolo. En 1890, se realiza el primer encuentro internacional oficial bajo el nuevo reglamento, entre los combinados de Escocia e Inglaterra. Este partido fue jugado en “Kensington Baths” en Londres, terminando con el triunfo de los Escoceses por 4 goles a 0.

Durante esta época, en Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda nacieron muchos clubes de waterpolo, que contribuyeron notablemente al desarrollo de este deporte.

En 1888, Estados Unidos fue el siguiente país que practicó el waterpolo y el primero del continente Americano, cuando John Robinson, un entrenador de natación ingles, organizó un equipo en la Boston Athletic Association. Dos años después, J.H. Smith y Arnold Heilban creó un equipo en el Sydenham Swimmers Club (más tarde en el Metropole AC) en Providence, Rhode Island. Al final de 1890, el New York Athletic Club (NYAC) adoptó el juego.

El primitivo juego americano se practicaba al antiguo estilo inglés, pero pronto desarrollaron un estilo propio, con características americanas claramente diferenciadas. Era un juego de formación cerrada y “melés” violentas; uno de los deportes más duros jamás practicados. Se podía sumergir el balón y tomarlo con ambas manos. Los jugadores tomaban al contrario por donde querían, bloqueándolos con técnicas de lucha y olvidándose del balón. Era “la ley del más fuerte”. En la mayoría de las luchas bajo el agua los jugadores se soltaban cuando uno de los dos quedaba sin sentido. Los jugadores flotaban en la superficie o eran sacados del agua para reanimarlos. En muchas de las disputas bajo el agua, los hombres soltaban al otro cuando este ya yo podía aguantar más la respiración. Los jugadores a menudo flotaban en la superficie o eran sacados del agua necesitando ser reanimados.

Como las piscinas americanas eran en su mayoría cubiertas y por tanto pequeñas, los jugadores de waterpolo siguieron jugando de acuerdo con sus reglas, incluso después de aprender las “nuevas” reglas inglesas. L. de B. Handley dijo “No hay lugar para hacer pases sobre el agua” . Uno de los cambios realizados al reglamento, consistió en reemplazar los botes o plataformas (arcos) por una marca pintada en las paredes, en donde los jugadores debían tocar dicha marca con la pelota sostenida en su mano.

La primera competición americana tuvo lugar el 28 de Enero de 1890, en Providence, donde el Sydenham Swimming Club ganó a la Boston Athletic Association, por 2-1. Con el cambio de siglo el waterpolo se convirtió en uno de los deportes más seguidos en Estados Unidos.

El waterpolo llega a Hungría en 1889, a Bélgica en 1890, a Austria y Alemania en 1894, y a Francia en 1895. Se incluyo en los Juegos Olímpicos de 1900 como deporte de exhibición en la Olimpiada de París. Solo participaron equipos profesionales y Gran Bretaña gana a Bélgica en la final por 7-2. Un club francés consiguió el tercer puesto. Es importante destacar, que junto con el fútbol, el waterpolo fue el primer deporte por equipo incluido en los Juegos.

En 1908 George W. Hern funda la Federación Internacional de Aficionados a la Natación, el Polo Acuático y el clavado (FINA) y se intentó fijar oficialmente las reglas internacionales del juego sin mayores éxitos.

Durante ese mismo año el waterpolo se introdujo en España a través de Barcelona. Precisamente, en las playas de esa ciudad se jugó el primer partido, dirigido por Bernard Picornell.

En los Juegos de St. Louis de 1904, Estados Unidos fue el único país participante. Alemania estaba interesada en participar pero desistió tras descubrir que se iba a utilizar el estilo americano en vez de la versión europea o anglo-escocesa. En tal ocasión sólo participaron tres equipos del país anfitrión, siendo la única vez que los Estados Unidos ganara la medalla de oro.

En años posteriores los británicos siguieron dominando el juego europeo y olímpico, ganando títulos olímpicos en 1908 en Londres, en Estocolmo en 1912 y en Amberes en 1920.

En 1911, se realizó un progreso decisivo en el juego cuando la Federación Internacional de Natación Amateur (FINA) hizo obligatorias las reglas anglo-escocesas para todos sus miembros. Es justo afirmar que no fue hasta la VII Olimpiada de Amberes de 1920, cuando doce naciones competidoras, hicieron al deporte verdaderamente popular e internacionalmente representado. Incluso entonces, los alemanes, austriacos y húngaros no podían participar porque estaban involucrados en la Primera Guerra Mundial.

A partir de 1928, primero Alemania y después Hungría comenzaron a dominar el waterpolo internacional, periodo que concluyo en la década de 1980, cuando Yugoslavia, Estados Unidos, USSR, Italia y España se convirtieron en equipos muy competitivos.

Por su parte los países soviéticos no comenzaron a participar en campeonatos internacionales oficiales hasta el año 1947, en que la Federación de Natación de la URSS fue admitida como miembro de la Federación Internacional de Natación Amateur (FINA). Por tal motivo los países socialistas sólo competían entre ellos.

A continuación podemos observar el Medallero Olímpico desde el año 1896:

Año

 

 

Lugar

1900 Paris GBR BEL FRA
1904 St Louis NY A.C. Chicago A.C. Missouri A.C.
1908 Londres GBR BEL SWE
1912 Estocolmo GBR SWE BEL
1920 Amberes GBR/IRL BEL SWE
1924 Paris FRA BEL USA
1928 Ámsterdam GER HUN FRA
1932 Los Ángeles HUN GER USA
1936 Berlín HUN GER BEL
1948 Londres ITA HUN NED
1952 Helsinki HUN YUG ITA
1956 Melbourne HUN YUG URSS
1960 Roma ITA URSS HUN
1964 Tokio HUN YUG URSS
1968 México DF YUG URSS HUN
1972 Munich URSS HUN USA
1976 Montreal HUN ITA NED
1980 Moscú URSS YUG HUN
1984 Los Ángeles YUG USA Alemania Oc.
1988 Seúl YUG USA URSS
1992 Barcelona ITA ESP Equipo Unificado
1996 Atlanta ESP HUN ITA
2000 Sydney HUN RUS YUG
2004 Atenas HUN SCG RUS

 

El waterpolo es uno de los deportes acuáticos más practicados y de mayor expansión a nivel mundial. Es un deporte olímpico desde 1900 lo cual demuestra el grado de importancia que tiene este deporte.

Sus orígenes no son del todo claros debido a que no existe la documentación suficiente. Se sabe si que la denominación ‘polo’ se deriva de una de origen indio (‘pulu’) que significa pelota.

Debido a que el deporte Polo ya existía con tal nombre se decidió diferenciar su nombre agriándole la palabra wáter antes.

En sus orígenes se jugaba en los ríos y lagos de una forma muy similar al rugby, pero a partir de 1869 el club inglés London Swimming Club ideó un listado de reglas que le dio un carácter más deportivo para ser practicado en piscinas, aunque aún continuaba manteniendo importantes semejanzas con el rugby.

A partir de 1880 el waterpolo sufre un importante cambio en Escocia al pasar a ser un juego acuático que se asemejaba más al fútbol que al rugby

 

,

9 comentarios

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.